Archive for mayo 2015




Ese día, durante el régimen del general Kjell Laugerud García, unos 700 indígenas se reunieron en Panzós para entregar una misiva al alcalde de la localidad, con el fin de solucionar un problema de tierras en esa región.
Sin embargo, los indígenas fueron recibidos a tiros por más de 15 soldados que habían sido apostados en el edificio municipal y un total de 119, entre hombres, mujeres y niños, fueron asesinados.
Este viernes se cumplen 37 años "de impunidad y olvido" por parte de la Justicia guatemalteca con respecto a esta matanza ocurrida en el municipio de Panzós, en el departamento de Alta Verapaz, aseguró la fundación en un comunicado.
"Cuando ocurrió la masacre, los sobrevivientes huyeron sin dirección, unos por las montañas, otros por el río; luego murieron de hambre y también ahogados por el sobrepeso de las lanchas que usaron para huir inmediatamente por el caudaloso río Polochic", narró la fundación de Rigoberta Menchú, premio Nobel de la Paz.
Además, denuncia que ese mismo día, las autoridades municipales ordenaron levantar los cadáveres que habían quedado tendidos en el suelo tras el altercado y que los miembros del ejército presentes los arrojaron a un camión que los trasladó a un cementerio público para enterrarlos en una fosa común.

Después de este hecho, el ejército perpetró en distintos lugares del país 626 masacres más, que fueron documentadas por la Comisión para el Esclarecimiento Histórico de las Naciones Unidas, sostuvo la organización.
"Exigimos a las autoridades de Justicia no dejar en la impunidad las graves violaciones a los derechos humanos cometidos durante el conflicto armado interno" que vivió Guatemala entre 1960 y 1996, precisó la fundación.
Por ello, solicitan "juicio y castigo" para los responsables de crímenes de genocidio y delitos de lesa humanidad.
El conflicto armado interno, que dejó 250.000 víctimas entre muertos y desaparecidos, terminó el 29 de diciembre de 1996 con la firma de los Acuerdos de Paz entre el Gobierno y la guerrilla.(Siglo XXI)




La cadena televisiva SBT difundió un video en el que captaron la pantalla del teléfono celular del legislador João Rodrigues, del Partido Social Democrático (PSD), entretenido al observar imágenes y videos para adultos durante una sesión legislativa.
Las imágenes muestran al político que en momentos escondía debajo de su escritorio el celular y en algunos otros comparte con sus colegas las imágenes y videos.

Entre los papeles que el diputado tenía sobre su escritorio se observa una invitación para asistir a una misa a la sede del episcopado brasileño.
Dicho incidente fue durante la Cámara de Diputados que se encontraban en un debato para votar sobre la reforma de las leyes electorales del país.
Rodrigues brindó una aclaración ante las imágenes en su cuenta de Facebook en el cual aseguró "que recibió el video a través de una conversación en un grupo de WhatsApp y que en ese momento se disponía a borrarlo, ya que ese tipo de contenido no es de su interés".

Así mismo agregó que "participa en casi un centenar de grupos en WhatsApp y durante el día busca y separa lo que le interesa". También mencionó que "lo que le interesa lo guarda o lo reenvía y lo que no le interesa, lo borra. Era justo lo que hacía, borraba lo que no me interesa".
En dicha publicación aseguró que no solo borró el video, sino que bloqueó a la persona que se lo había enviado. Agregó que si a alguien le molestó esa imagen, fue a él mismo.(Josué León-Prensa libre)



El Defensor del Pueblo, Tarek William Saab, dijo hoy que su despacho espera que la marcha convocada para este sábado por Leopoldo López transcurra sin incidentes y en paz para que Venezuela continúe su ruta hacia las elecciones parlamentarias de este año.

Saad descalificó la visita de los expresidentes Andrés Pastrana, de Colombia; y Jorge Quiroga, de Bolivia, quienes desde ayer se encuentran en Caracas, de quienes dijo "son violadores de los derechos humanos".

Pastrana y Quiroga viajaron a Venezuela "para constatar la situación física y de salud" de López  preso en Ramo Verde y del exalcalde de San Cristóbal, Daniel Ceballos en la cárcel de San Juan de Los Morros, estado Guárico.

Durante una larga rueda de prensa, Saad dijo que su despacho por mandato constitucional le corresponde velar por los Derechos Humanos en Venezuela y no los dos visitantes a quienes señaló de sumarse a la "guerra mediática para desacreditar al Estado y las instituciones del país".

Las declaraciones del Defensor del Pueblo coincidieron con la llegada de Pastrana y  Quiroga a la cárcel 26 de Julio, popularmente cárcel de San Juan de Los Morros, donde Ceballos mantiene una huelga de hambre desde hace siete días.

Sobre Pastrana, el representante de la institución de Derechos Humanos dijo que el exmandatario colombiano dio asilo a Carmona Estanga tras el golpe de Estado en abril de 2002, cuando el fallecido presidente Hugo Chávez fue sacado del poder durante 48 horas.

"No tiene autoridad moral, ni ética de ningún tipo para hacer campaña sobre las elecciones parlamentarias que se harán este año en Venezuela", agregó Saab, en conferencia de prensa desde su despacho, en referencia a Pastrana.

Saab denunció que el exmandatario colombiano ha venido a Venezuela a "sumarse una guerra mediática para desacreditar las instituciones del país" y trajo como refuerzo a Quiroga de quien dijo es "hijo político heredero del exdictador boliviano Hugo Banzer Suárez".

"Quiroga es un heredero de todo este historial criminal de Banzer en Bolivia", sostuvo Saab.

Pastrana y Quiroga "personas vinculadas con asesinatos masivos vienen a Venezuela a dañar la imagen de las instituciones", insistió en la conferencia de prensa Saab.

"Estamos ante una escalada internacional por personas muy desprestigiadas en sus países que se acercan a Venezuela para decir que van a marchar", dijo el Defensor del Pueblo.

"Son los venezolanos los que deben dirimir sus diferencias a través del voto y los espacios que establece la constitución", agregó.

LLAMADO A MARCHAR EN PAZ

Al referirse a la movilización opositora convocada por el partido Voluntad Popular en apoyo a López, el representante de los Derechos Humanos hizo un llamado a la policía municipal de Chacao y de la gobernación de Miranda a vigilar la marcha.

"Que estén atentos para que no ocurran las acciones violentas que dejaron 42 muertos durante las guarimbas criminales de 2014. Llamado a la paz, a la concordia para que la marcha se desarrolle pacíficamente y se  tomen toda las previsiones", insistió.(El universal)

 




Ese día Roma era un hervidero de nervios en la piel de los sindicalistas y movimientos sociales. Cientos de italianos que soñaban por la izquierda se aglomeraban en las proximidades de la sede de la FAO esperando por el encuentro que Fidel quería concertar con ellos y que no pudo concretarse por la dinámica de la Cumbre.
Para muchos de ellos su presencia en Roma significaba el privilegio de coincidir en tiempo y espacio con el paradigma de hombre, con el estadista visionario y, también, de saberlo no solo cubano sino universal. Era para muchos la concreción de un sueño. Era el 16 de noviembre de 1996.
“Si el mundo se conmueve con razón cuando ocurren accidentes, catástrofes naturales o sociales, ¿por qué no se conmueve de la misma forma ante este genocidio que tiene lugar cada día delante de nuestros ojos?”
Era esta interrogante la clave de la intervención que hace casi 19 años marcó en la capital italiana las pautas de la humanidad toda para autosalvarse. Preocupación no solo de un líder, de un archipiélago o de un hemisferio, sino de ese 85 % de la población mundial que viaja en la parte más negra del barco —humanidad—, y cuyo destino parece ser chocar con el “iceberg” de la autodestrucción.
Casi dos décadas después, los retos crecen y obligan a acelerar soluciones humanas, pues la realidad descrita por el líder histórico de la Revo­lución Cubana ante la Cumbre Mundial de la Alimen­tación ha cambiado poco.
Tal vez han cambiado los nombres de países, convertidos en dianas de nuevas guerras y alguna que otra coyuntura. Pero eso es cosmética. La esencia dibuja una humanidad urgida por encontrar respuestas a las preguntas de Fidel. Y su discurso podría decirse acabado de pronunciar, por la marcada vigencia de cada letra y cada signo de interrogación.
Las “curas de mercurocromo” aún no llegan y la meta entonces —irrisoria cual discreta— para que en 20 años hubiese “400 millones en vez de 800 millones de hambrientos” sigue subiendo debates, pero bajando pocos frutos. Sobre todo, porque ese lapso ya casi se ha consumido y —si bien se ha rescatado a más de 216 millones de personas de ese flagelo—, las cifras aún alarmantes de los que no tuvieron igual suerte continúan ocupando titulares de prensa.
La FAO, el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA) definen proyectos y destinan cuantiosos fondos para combatir el hambre, sin embargo, su consecución depende de la voluntad de los gobiernos y del concurso de esfuerzos compartidos, aterrizados en un proyecto común que trascienda los espacios de eventos y foros.
En ello le va la vida a decenas de miles de personas —buena parte son niños— que cada día mueren, como promedio, por esa vergüenza social que es el hambre. Las causas permanecen inamovibles, cuajadas por la inercia mental de la minoría que tiene en sus manos el poder de decisión para reivindicar el derecho de la mayoría y cerrar así un capítulo oscuro de salvajismo y apología del “yo individual”. En sus manos está la conservación de la especie humana.
“Son el capitalismo, el neoliberalismo, las leyes de un mercado salvaje, la deuda externa, el subdesarrollo, el intercambio desigual, los que matan a tantas personas en el mundo”, decía Fidel entonces y sus palabras mantienen plena vigencia.
El informe anual sobre El estado de la inseguridad alimentaria en el mundo-2015 —presentado hace apenas unos días con la participación de la FAO, el FIDA y el PMA— convoca a no dejar para luego debates que definen el presente y futuro de nuestra casa-mundo. Amén de la reducción del hambre en los últimos diez años, todavía persisten 795 millones de personas subalimentadas, mientras se desperdicia un tercio de los alimentos producidos para el consumo humano y la mala distribución de esos productos genera brechas abismales, y casi irreconciliables a corto y mediano plazos.
Han alcanzado la meta de reducir a la mitad la proporción de personas hambrientas para el año 2015, 72 países (en desarrollo) de los 129 analizados en este sentido. Sin contar otras nueve naciones que están, por estrecho margen, cerca de conseguir ese sueño. A ello se une el hecho plausible de que “29 países han cumplido el objetivo más ambicioso establecido en la Cumbre Mundial sobre la Alimentación en 1996, cuando los gobiernos se comprometieron a reducir a la mitad la cifra absoluta de personas subalimentadas para el 2015”.
“Una de cada nueve personas en el mun­do sigue padeciendo hambre en el periodo 2014-2016. El número total de personas subalimentadas se redujo en los dos últimos años. Su proporción, en relación con la población mundial o la prevalencia de la subalimentación, disminuyó (…) a un 10,9 %” en ese mismo lapso, trasciende en el informe.
En tanto se advierte el buen ritmo de América Latina y el Caribe, al cumplir las metas internacionales en el tema y se reconoce, en el caso de Cuba, el compromiso y gestión del Estado en el logro de ser “uno de los países con mayor disponibilidad de alimentos en términos calóricos per cápita de la región”, aun cuando queda mucho camino en pos de hacer coincidir oferta y demanda, en una nación altamente importadora de alimentos.
Sin embargo, en el año que marca el fin de un ciclo en el seguimiento de las pautas establecidas por los Objetivos de Desarrollo del Milenio y la transición a una nueva etapa, apremia a todos el imperativo de operar un cambio que supere —por la dimensión y el despliegue de su agenda— a los cambios que el clima impone. Máxime cuando los últimos análisis del estado de la población mundial, reflejan una tendencia in crescendo en cuanto al número de habitantes en el orbe.
Cuando en 1990, los líderes mundiales convinieron adoptar la Declaración del Milenio de las Naciones Unidas —contentiva de ocho Objetivos de Desarrollo del Milenio—, no en balde dedicaron el primero de ellos al tema del hambre, específicamente a reducir a la mitad la proporción de hambrientos y el índice de pobreza. El acuerdo marcaba  un compromiso mundial en el empeño de ofrecer un vuelco de página a millones de personas con una historia de vida permeada por la indigencia y la malnutrición.
Y es que —ahora, como cuando lo advertía el líder cubano— “las aguas se contaminan, la atmósfera se envenena, la naturaleza se destruye (…), el medio ambiente se deteriora y el futuro se compromete cada día más”.
Nepal grita “auxilio” y ve con incertidumbre la recuperación económica. El Oriente Medio se cuece en conflictos patrocinados en dólares, desde Occidente, y algunos países de África exigen más ayuda real y menos fanfarria de socorro virtual.
Y como por efecto dominó, millones de dólares se escapan en casinos, armamentos y trainings militares. La industria de la guerra, que es decir, el negocio macabro de matar gente, engorda más las arcas de sus misters y “capo”, en detrimento de millones de estómagos.
Todo ello en coyunturas donde la virtualidad de las relaciones estribadas del desarrollo tecnológico y la hiperbolización de la sociedad de consumo son lo más parecido a una radiografía del mundo actual. Y en él, la seguridad y soberanía alimentarias se codean con la utopía, en tanto los ricos son la exigua excepción y los pobres, la regla.
Otra vez me asalta la duda: ¿será que regresa el hombre primitivo o que se desinhibe, a velocidad preocupante, lo más primitivo del hombre? Justo porque matar personas es un crimen, no matar el hambre también lo es.
Tomemos partido en este minuto para saldar el débito ecológico en lugar de la deuda externa —como ha insistido en disímiles escenarios nuestro Comandante en Jefe— y que “desaparezca el hambre, no el hombre”.
Fidel lo aseveró y la historia le ha dado la razón. “Las campanas que doblan hoy por los que mueren de hambre cada día, doblarán mañana por la humanidad entera si no quiso, no supo o no pudo ser suficientemente sabia para salvarse a sí misma”.(Sheyla Delgado-Granma)



Parece que el gobernador bonaerense Daniel Scioli no le cae en gracia a Hebe de Bonafini. La titular de Madres de Plaza de Mayo ya había dicho que no iba a votarlo para presidente en las PASO del Frente para la Victoria. Ayer no sólo ratificó que “no” lo apoyará, sino que bromeó con su discapacidad física y sostuvo que en la Provincia está todo “rengo”. “No digo manco, porque me van a decir algo”, indicó en la tradicional ronda que su organismo realiza cada jueves.

“No hablamos mal de alguien porque se nos ocurre. Se gastó toda la plata en una campaña para pintar todo de naranja. Quiere eso: pintar todo ‘Scioli presidente’, porque no le queda otra, no ha hecho nada. Por eso él no puede hablar de lo que hace. Lo único que hizo fue traer mucho milico, mucho policía. Pero mucho policía que no sabe ni dónde quedan las comisarías”, disparó Hebe.

Bonafini, que recibió la aprobación de otras madres y de los presentes en la Plaza, hizo una clara referencia a los polémicos dichos del ministro del competidor de Scioli en la interna, Florencio Randazzo. El ministro del Interior y Transporte había asegurado, aparentemente en broma durante un plenario de Carta Abierta, que el proyecto se quedaba “manco”.(La razón)



El empresario peruano Martín Belaunde Lossio fue capturado ayer en la localidad de Magdalena, ubicada en el departamento de Beni, a 110 kilómetros de la frontera con Brasil. Posteriormente fue trasladado en horas de la noche hasta la ciudad de La Paz.

La aprehensión tuvo lugar en un domicilio de esta población cerca a las 16.30 horas, según despachos radiales. El Ministerio de Gobierno precisó que se lo halló debajo de una cama y que la vivienda en cuestión está ubicada frente al Mercado Central de Magdalena.

Belaunde afirmó el martes que fue víctima de un secuestro y logró escapar de un auto. Aseguró que sufrió una dislocación; sin embargo, el ministro Carlos Romero aclaró que el empresario “ha sido encontrado en perfectas condiciones de salud. No está herido, no tiene ningún rasguño”, dijo.

Por otro lado, el Gobierno boliviano programó para hoy la entrega de Martín Belaunde a las 07.00, hora en Desaguadero, donde se organiza un operativo policial.(El diario)

¡Bienvenido a Anfibio Radio!

LO + POPULAR

archivo de noticias

- Copyright © Anfibio Radio -Anfibio Radio- Powered by Blogger - Designed by Grafics Web -