jueves, 7 de mayo de 2015



En la burocracia gubernamental, los caminos para acceder a un cargo de cierta o mucha relevancia son tan variados como tantas maneras de matar pulgas existen.
Hay quienes desempeñan las funciones encomendadas con el sello de las mejores intenciones, con el mero afán de servir a la sociedad. Pero es tal su dedicación que su jefe los asciende de puesto.
Pero también pululan los que su insana meta es trepar en la escala de categorías laborales, a costa y sobre quien se les ponga enfrente. Y si no ocurre esto, lanzan sus ojillos ambiciosos buscando cómo satisfacer sus ambiciones.
Y qué mejor herramienta para ello que echarle la mirada y el guante a las organizaciones que están sólidamente formadas. Mas si no hallan una a modo, son capaces de inmiscuirse con sigilo, fingiendo interés de servir al prójimo, en las de reciente constitución. Y una vez que son aceptados, echan mano de la daga más traicionera, asestan una puñalada al líder de ese grupo, y se apropian del mismo.
Tales escaramuzas parecen ser el instrumental quirúrgico preferido de Francisco Javier Lara Uscanga, bisturí, pinzas de Ballenger y catgut que, cual médico, ha venido usando con la frialdad sanguínea de un saurio oportunista.
Y es que en los pómulos de los retretes del sector salud es casi un memorándum que Lara Uscanga llegó a la jefatura de la Jurisdicción Sanitaria No. 1, no por su altamente calificado perfil profesional, sino por el uso que hizo de dos organizaciones. La primera, la hermandad masona; y la segunda, el colegio médico.
Ah, pero ambas, ¿qué pueden esperar del insigne personaje que esta vez distrae nuestra atención?
Sin forzar una neurona, basados en las cicatrices que deja un cercenamiento, podríamos vaticinar que la traición las acecha…y eso si bien les va, pues si al protagonista de marras le gusta el “juguetito” se los arrebatará, como hizo con la Asociación Gonzalo Guerrero, en donde, abusando de la buena fe de sus dirigentes, se las arrebató.
Adicional a su oportunismo, Lara Uscanga también presume su nula tolerancia, que ostensiblemente la usa en el facebook, bloqueando a quien ose difundir lo que está a la vista de la ciudadanía, porque, eso sí, está más atento a lo que se publica en las redes cibernéticas, que a las dolencias de la Jurisdicción sanitaria No 1.(Columna Fe de Ratas; 7-05-2015)

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

¡Bienvenido a Anfibio Radio!

LO + POPULAR

archivo de noticias

- Copyright © Anfibio Radio -Anfibio Radio- Powered by Blogger - Designed by Grafics Web -