martes, 26 de mayo de 2015


En el marco del 205° aniversario de la Revolución de Mayo, la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner brindó un discurso ante decenas de miles de personas en la Plaza de Mayo y cerró, de esta manera, los festejos por la Semana de Mayo.

Pasadas las 18.35, la jefa de Estado subió al escenario montado frente a la Cosa Rosada y fue escolatada por los máximos referentes del Kirchnerismo, entre los que se destacaban Daniel Scioli, Florencio Randazzo, Julio De Vido, Juan Manuel Urtubey y Julián Domínguez, entre otros. Referentes de la cultura también dieron el presente.

Recién después de la interpretación del himno nacional, por parte de Guillermo Fernández, la mandataria inició su discurso.

Como estaba previsto y ante su última presencia en la Plaza de Mayo como primera mandataria después de ocho años, Cristina dedicó los 70 minutos de sus palabras, mayormente, a recorrer los distintos logros de las gestiones desde 2003.

De esa manera, el primer tramo del monólogo estuvo destinado a recordar a la gestión de Néstor Kirchner. En ese sentido, la Presidenta sostuvo emocionada: "Hace 12 años, en un 25 de mayo como hoy, en una hermosa mañana de sol, un hombre con apenas el 22 por ciento de los votos brindó un discurso ante el Congreso de la Nación. Algunos creyeron que era solamente eso y pronosticaron que iba a durar un año en el cargo". Y agregó: "No dejar sus convicciones en la puerta de la Casa Rosada para gobernar el país, quizás esa sea su frase más recordada. Hoy, a 12 años de aquel día, adquiere una dimensión simbólica sin precedentes".

Ante una Plaza de Mayo colmada, Cristina también hizo referencia a cómo cambió la manera en la que se analiza a la política después de esta docena de años: "Tal vez, otra de sus frases pasó desapercibida. Él (por Néstor) dijo que el cambio no debía ser económico, cultural o social nada más, también se pronunció sobre la dirigencia política del país, la que ya no iba a ser juzgada por sus pronósticos o discursos. Dijo, entonces, que los políticos íbamos a ser juzgados por los resultados de las políticas que aplicáramos en el país. Y aquí estamos, a 12 años, con el respaldo del pueblo".

La mandataria también habló acerca de las distintas voces opositoras en un año marcado por las próximas elecciones presidenciales del 25 de octubre: "Pueden maltratar a mi hija, difamar a mi hijo, decir lo que quieran de mí, pero yo voy a seguir de la misma manera, defendiendo los intereses del pueblo. No tengo de qué avergonzarme. No tengo ninguna cuenta en el exterior".

Y  en ese sentido añadió: "La oposición debe criticar, es su función y está bien que así sea, pero cuando escucho algunas cosas por los medios de comunicación me doy cuenta de que hay cosas que nunca nos van a perdonar. Cómo justificás la represión o que tiren personas al mar, eso no es abrir un abismo o una grieta, los argentinos estamos reconciliados hace rato. Que nadie se quede sin el derecho de decir lo que piensa. Esta nueva Argentina la hemos construido entre todos. Estemos atentos, porque últimamente han pasado cosas de injustificada violencia"

Los gremialistas también fueron destino de sus palabras, cuando en el conflicto paritario que atraviesan distintas centrales se anunciaron distintas medidas de fuerza para las próximas semanas. "Espero que a partir del 10 de diciembre, los mismos dirigentes sindicales pongan la enjundia actual para pelear por los salarios de los trabajadores. Le digo a los trabajadores que cambien a sus dirigentes para seguir teniendo los mismos derechos que tuvieron durante estos 12 años", retrucó.

Más adelante, se dedicó a mencionar aquellas medidas transformadoras, que marcaron al país desde 2003. Si bien le dedicó unas palabras a los distintos planes sociales y al crecimiento en infraestructura, realizó un especial énfasis en los logros en materia de derechos humanos: "Los derechos humanos se sumaron a nuestra identidad constitutiva, y no lo digo en nombre de una agrupación política, sino como argentina".

Por último, Cristina se refirió al valor y al significado de ver la Plaza y las calles colmadas de familias celebrando el 205° aniversario de la Revolución de Mayo. "Le pido a todos los argentinos, con una mano en el corazón, que piensen si no están un poquito mejor que hace 12 años. Por eso, van a venir muchos 25 de Mayo más en los que el pueblo se volverá a volcar a las calles.(Diario popular)

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

¡Bienvenido a Anfibio Radio!

LO + POPULAR

archivo de noticias

- Copyright © Anfibio Radio -Anfibio Radio- Powered by Blogger - Designed by Grafics Web -