viernes, 19 de junio de 2015


El escándalo de prebendas en torno a la empresa estatal más grande de Latinoamérica, Petrobras, tiene un alcance tal que ya toca a otros gigantes brasileños. Ayer la policía arrestó a Marcelo Odebrecht, presidente de la mayor compañía de ingeniería y construcción de América Latina, Odebrecht S.A.
Se trata del más alto empresario imputado por la justicia en la trama de corrupción que investiga en relación a la petrolera. Tal como informó el agente Igor Romario a medios locales e internacionales, la orden era arrestar a un total de 12 personas en cuatro estados y trasladarlas a la ciudad sureña de Curitiba, sede de la investigación, aunque no reveló todos los nombres.
La otra identidad informada fue la de Otavio Marques Azevedo, presidente de la segunda constructora del país, Andrade Gutiérrez. Y se supo, en todo caso, que la mayor parte de los detenidos pertenecen a Odebrecht y las autoridades irrumpieron en las oficinas de la empresa en Sao Paulo y Río de Janeiro para efectuar varios de estos procedimientos.
La constructora afirmó en un comunicado desde Brasil que los arrestos fueron “innecesarios”, ya que se estaba colaborando de antemano con los investigadores.
UNA TRAMA QUE EMPEORA
En una rueda de prensa hecha desde la ciudad de Curitiba, el fiscal Carlos Santos Lima aseguró que los arrestos se producen tras el descubrimiento de una “sofisticada” estructura delincuencial presuntamente relacionada con algunos directivos de estas dos empresas.
Se trataría, según explicó, de un supuesto cartel de firmas de la construcción sospechoso de haber cobrado en exceso a Petrobras, usando el dinero sobrante para sobornar a ejecutivos y políticos.
De esta forma, la investigación denominada “Operacao Lava Jato” (Operación Lavado de Autos), ya involucra a más de 100 personas entre funcionarios del Estado, políticos y empresarios. Asimismo, sigue de cerca contratos de la petrolera estatal con más de 232 empresas, muchas de estas fuera de fronteras.
Una señal de que el caso avanza es por tanto la de ayer, con dos altos ejecutivos de empresas importantes del país arrestados. Se podría tratar de un avance que demostraría equivocada la teoría de cualquier ciudadano brasileño, de que los ricos siempre han disfrutado de impunidad en el país suramericano.
IMPLICACIONES POLÍTICAS
Tal vez por esto es que expertos coinciden en que si bien ha habido protestas multitudinarias, principalmente de opositores, exigiendo la renuncia de Dilma Rousseff por la corrupción rampante que se está viendo, “el avance del proceso judicial podría valerle para argumentar que en su gobierno se está permitiendo el combate contra los corruptos”. Así lo afirmó Joao Hernani, internacionalista brasileño y candidato a magíster en Estudios Políticos de la Pontificia Universidad Javeriana.
Para Dawisson Belém, docente de Ciencia Política de la Universidad Federal de Minas Gerais, el gobierno tendrá, no obstante, que “prestar cuidado a la recuperación de la economía mientras el caso avanza, dado que de allí se ha generado una creciente polarización entre clases sociales y malestar frente a la política”.(Daniel Armirola-El colombiano)

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

¡Bienvenido a Anfibio Radio!

LO + POPULAR

archivo de noticias

- Copyright © Anfibio Radio -Anfibio Radio- Powered by Blogger - Designed by Grafics Web -