miércoles, 10 de junio de 2015




Los datos de la pobreza le queman al gobierno, al punto que ya no los analizan, según confirmó tiempo atrás el propio ministro de Economía, Axel Kicillof. Pasa lo mismo con la inflación y no es casual. La pobreza, al menos en la medición en base al ingreso, va de la mano de la capacidad de las familias de adquirir con sus salarios una canasta de alimentos básicos. Si pueden adquirirla, están por encima de la línea de pobreza. De lo contrario, son pobres. Los mismo ocurre con la indigencia.
En el mundo, hay otros índices, que toman en cuenta otras variables, pero, por ahora, en la Argentina y en Bahía Blanca se sigue hablando de la pobreza por ingresos. La pregunta es, entonces, si en la ciudad es como dice la presidenta o los datos son otros.
No hay números recientes, justamente por la presión del Gobierno. Sin embargo, el último dato conocido está muy lejos del 5% del que habló Cristina en Roma, cuando hizo referencia al agregado nacional de pobreza.
En Bahía, según cifras del Centro Regional de Estudios Económicos de Bahía Blanca-Argentina (CREEBBA), en diciembre de 2013, la pobreza afectaba al 29,3% de la población local, mientras que, dentro de ese porcentaje, un 6% era indigente a aquel año, el último para el cual se realizaron las mediciones.

DE CUÁNTOS HABLAMOS

Considerando una población de 301.572 personas en la ciudad (según datos del Censo 2010) más de 88.360 bahienses eran pobres al último mes de 2013. Dentro de esa cifra, unas 5.301 personas vivían por debajo de la línea de la indigentes.
La metodología seguida por el centro de estudios local para determinar su índice es el llamado enfoque de la Línea de Pobreza. La misma se utiliza en las estimaciones oficiales del INDEC.
Sin embargo, las modificaciones en el cálculo de la inflación oficial, objetadas por prestigiosos académicos, tornaron a las estimaciones nacionales y locales de pobreza e indigencia poco realistas, situación que prometía resolverse tras la publicación, en enero de este año, del remozado Indice de Precios al Consumidor Nacional urbano del INDEC, que arrojaba mediciones de inflación minorista más acordes con las de los privados.
Pero nada de esto pasó y el organismo, aduciendo “problemas de empalme”, dejó de publicar el informe de pobreza a indigencia, que no se actualiza desde el primer semestre de 2013.

LA INFLACIÓN LOCAL

En Bahía, en cambio, el índice de inflación que elabora el CREEBBA permite una mirada realista de la pobreza y la indigencia. Según el último relevamiento de precios, en mayo la inflación pegó un nuevo salto y esto genera un aumento en las familias que no llegan a superar los límites de pobreza e indigencia.
Así, después de varios meses, la inflación minorista volvió a registrar un alza mensual del 2,1% en mayo, el más alto del año, y acumular una suba contra el quinto mes de 2014 del 27%.(La nueva)

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

¡Bienvenido a Anfibio Radio!

LO + POPULAR

archivo de noticias

- Copyright © Anfibio Radio -Anfibio Radio- Powered by Blogger - Designed by Grafics Web -