sábado, 13 de junio de 2015




Se acercaba la madrugada, mientras un grupo se preparaban para una travesía desde los conocidos “puestos de salida” en la República Dominicana con el propósito de arribar a Puerto Rico por mar de manera clandestina.
El método de transportación  se resumía en una embarcación de madera, con un motor frágil, pero no lo suficiente para gozar de la desconfianza de la tripulación.  La embarcación resultó ideal para emprender por el Canal de Mona.
Con el sol de testigo, el dominicano Samuel (nombre ficticio para proteger la persona) vivió esta  osadía para intentar “cruzar el charco”.
“Yo trabajaba en los hoteles, era capitán de lancha y conocía mucha gente del ambiente que se dedicaba a eso. Salí un día (de su país natal) a las siete de la mañana y a las tres de la tarde ya estaba en Desecheo”, narró Samuel.
Durante la migración irregular  nada resultó seguro, y la única referencia que tuvieron para saber que estaban llegado a Puerto Rico fue la Isla de Mona, el territorio que pertenece  al municipio de Mayagüez ha sido utilizado para abandonar a inmigrantes en numerosas ocasiones.
El viaje duró horas, pero el tiempo del recorrido puede variar según las condiciones climáticas. Todos corrieron con suerte, logrando así  recorrer los 100 kilómetros que separan ambas islas, desde su punto de partida. El equipaje es mínimo. Por lo tanto, estaban obligados a traer lo esencial para poder tocar las costas caribeñas.
No tenían salvavidas ni garantías de llegada, porque el capitán contaba con la potestad de dejar al náufrago a la derriba si resulta un estorbo.  Recordó que para aquel entonces, esperaron la noche para abandonar la embarcación maltratada por el salitre.
Era una tripulación de 13 personas, de los cuales uno de ellos ya está muerto. Entre los tripulantes almacenaban galones de agua y abastos de  gasolina.  Samuel recordó que al pisar suelo boricua, corrió hasta dejar atrás a sus cómplices y vivió en un “monte” por tres días. No pudo precisar el municipio, pero cree que llegó por Añasco.
Para Samuel  Puerto Rico se convirtió en territorio incierto y el oeste lo convirtió a él  en un inmigrante con estatus no regularizado por primera vez.
Como muchos inmigrantes que llegan de manera ilegal, Samuel llegó con la intriga  de conocer  las oportunidades que el territorio estadounidense  podía ofrecerle. Pero no fue así. A su llegada, trabajó con un campesino de la costa. Eventualmente, llegó a la zona metropolitana, donde se enamoró, procreó  y logró tramitar los documentos para adquirir la ciudadanía.
Samuel detalló que con “papeles en mano” y superando los estigmas que enfrentó,  decidió emprender un nuevo horizonte, pero esta vez rumbo a Estados Unidos.  Samuel, describió esta decisión como una pesadilla.
“Ellos (la policía) se creen que todos los hispanos venden droga. Me detienen y me acusan de tener droga, me dan una bófeta, y me metió preso, pero yo vi cuando metió droga en mi carro. El abogando que vio mi caso, me dijo que me tenía que declarar culpable. Me fabricaron el caso, me hicieron declararme culpable por algo que no hice, solamente por discrimen. Me declaré culpable y ahí fue que comenzó mi tragedia”, contó Samuel.
Poco después, la deportación de Samuel cobró vida cuando regresó a Puerto Rico. “En uno de los viajes que realicé,   me detuvieron en Puerto Rico en  Aduana,  comenzaron a hacerme la vida imposible, cuando me preguntaron si había cometido un delito, yo les contesté que sí, pero expliqué que ya yo había cumplido con la probatoria. Me cogieron mis documentos y me dijeron que viniera en 30 días, aunque eso es ilegal”, contestó Samuel cuando se le preguntó cómo llegó a la cárcel federal de Puerto Rico.
En la actualidad existen remedios de inmigración para evitar la deportación. Según el proceso migratorio los indocumentados o inmigrantes tienen derecho a costear un abogado, presentar prueba, contrainterrogar a los testigos, guardar silencio, entender los procesos legales en su idioma,  solicitar un remedio de inmigración y solicitar revisión de una orden de deportación ante el Board of Immigration Appeals.
El presidente de la Alianza Dominicana en Puerto Rico, Francisco Ramírez, consideró que esta travesía representa un riesgo para cumplir con un sueño americano, que no necesariamente se cumplirá.
“Es un negocio entre la necesidad y la miseria. Se nutren muchos buitres que los invitan a cruzar el charco diciéndole que es un paseo y le hacen ver ilusiones, muchas de las ilusiones son provocadas por nosotros mismo de Puerto Rico”, explicó el presidente.
El Servicio Inmigración y Control de Aduana (ICE) informó que “aunque intenten realizar el mayor esfuerzo por controlar el ingreso ilegal a los Estados Unidos, no puede garantizar que el delincuente no volverá a ingresar de forma ilegal al país”.
<strong>Víctima del sistema migratorio en busca de un sueño</strong>
La  licenciada de la Asociación de Abogados de Inmigración Americanos, Julie Cruz Santana, denunció factores que empañan el sistema migratorio y el caso de Samuel no es aislado, se repite y cobra otros matices.
En entrevista con EL VOCERO la licenciada recordó como algunos patronos violentan los derechos de los inmigrantes con estatus no regularizado, aunque conocen que en Puerto Rico existen mecanismos para proteger a los inmigrantes.
“Los amenazan (los patronos) con que los van a deportar y nunca les pagan lo adeudado. Los obligan a trabajar por pagas miserables”, explicó Cruz.  El trato desigual ocurre aunque existen leyes laborales que los protegen.
Según explicó, otro de los conflictos que existe es el idioma, ya que el sistema de inmigración está “montado en una ley federal, así que todo es en inglés”. También indicó que el sistema judicial no les favorece.
“Muchas personas  no tienen conocimiento del inglés, muchos firman los documentos y muchos no saben lo que están firmando. No hay grupos como los hay en Estados Unidos que vayan a las cárceles y orienten a las personas para quedarse en el país”, explicó la abogada.
“La representación legal debe ser competente y entender de cuestiones de inmigración. Sobre todo en cuestiones criminales”, dijo la abogada.
Un sistema migratorio empañando puede provocar violaciones de derechos, trata humana y deportaciones injustas, aun cuando el inmigrante no sea un indocumentado.
“En el caso de Samuel ese abogado no tuvo la decencia de verificar si el inmigrante tendría algún problema con inmigración si se declaraba culpable. Pero  Samuel, tampoco sabía, y el abogado no se preocupó en verificar”, manifestó Cruz, quien fue abogada de Samuel cuando intentó volver a Puerto Rico.
Cruz explicó que al inmigrante nunca le advirtieron que podía ser deportado si se declaraba culpable  de algún acto delictivo. Tampoco le leyeron sus derechos y en el pleito legal  “no se le garantizó el debido proceso de ley”.
Para  mejorar el sistema migratorio en Puerto Rico, se ofreció la oportunidad de la obtención de una licencia provisional para los inmigrantes con estatus no regularizado y viabilizar cuentas de ahorros.
Sin embargo, aunque la abogada resaltó la importancia de la ley que permite obtener una licencia independientemente del estatus, destacó que no es suficiente.
“Tienen este embeleco de la licencia de conducir nueva,  que yo no estoy totalmente de acuerdo con ella, porque yo creo que es una medida de buena intención, pero tiene sus problemas también”, explicó Cruz.
Por otro lado, en el Senado de Puerto Rico se encuentran una serie de medidas que buscan un trato justo independientemente del estatus migratorio. Entre estas se encuentran dos medidas que buscan garantizar el acceso a la salud y educación.
De igual forma, se encuentra ante la aprobación del cuerpo senatorial un proyecto de ley  que garantizaría que en “la  inicial investigación de un delito no se pueda indagar sobre el estatus migratorio de la víctima o el testigo”.
La encuesta de la Comunidad del Negociado del Censo Federal, reflejó que en Puerto Rico hay 102,519 residentes nacidos en el extranjero, de los cuales 60,989 no son ciudadanos de los Estados Unidos.(EL VOCERO)
*.- Nota del editor: Esta es la primera parte de la seria “Sueño americano a la deriva”, que retrata situaciones por las que atraviesa la comunidad inmigrante en la Isla. Espera mañana la segunda parte relacionada a la reforma de la policía y la comunidad indocumentada. 



Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

¡Bienvenido a Anfibio Radio!

LO + POPULAR

archivo de noticias

- Copyright © Anfibio Radio -Anfibio Radio- Powered by Blogger - Designed by Grafics Web -