viernes, 10 de julio de 2015


El Ministerio Público (MP) y la Comisión Inter­nacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) dieron otro golpe bajo al gobierno de Otto Pé­rez Molina, ahora desarticularon otra red de tráfico de influencias que benefició a empresas y so­borno a jueces.

De acuerdo con información del comisionado de la CICIG, Iván Velásquez, el líder de la men­cionada gavilla es César Augusto Medina Farfán.

“Las investigaciones revelaron que Carlos Muñoz, ex titular de la Superintendencia de Adminis­tración Tributaria (SAT), gestio­nó por medio de Medina Farfán que se le desestimara un proceso judicial que tenía abierto desde 2004, por los delitos de estafa propia, abuso de autoridad, frau­de, lavado de dinero y peculado, en el Juzgado Décimo de Instan­cia Penal, a cargo del juez José Luis Patán”, dijo el comisionado de la CICIG.

Velásquez sostiene que las pes­quisas revelaron que Patán so­licitó plazas de trabajo para dos familiares, por haber otorgado el desestimiento del caso, una de ellas fue concedida a su cuñado.

Tras la resolución del juez Patán, dos familiares del juzgador ini­ciaron a laborar en la SAT, uno el 14 de julio de 2014, y otro el 26 de septiembre del mismo año.

Tras los vínculos y el beneficio que brindó el togado, el MP y la CICIG solicitaron el antejuicio en contra del juez Patán, por el deli­to de cohecho pasivo, lo cual fue dado a conocer por la fiscal gene­ral y jefa del MP, Thelma Aldana.

Caso Z Gas

Velásquez explicó que decidieron intervenir el teléfono de Medina Farfán, pues se sospechaba que tenía la capacidad para incidir en decisiones de instituciones públicas.

“Tras intervenir el teléfono, lo­gramos darnos cuenta que Medi­na Farfán negoció con personal de la empresa Z Gas, ya que la misma tenía que pagar una deu­da de US$5 millones (Q39 millo­nes), por responsabilidades; sin embargo, el líder de la estructura logra bajar el monto a Q5 millo­nes, tras los vínculos que el mis­mo tiene con personas que tienen poder en Guatemala.

“Después, esta resolución se publi­có en el diario oficial, determinán­dose de qué manera esta operación específica se había realizado con el concurso de Filadelfo Reyes Cáce­res, Lidia Lucrecia Roca Morales y todo con la aprobación de Carlos Muñoz, el exsuperintendente,” in­formó Velásquez.

Jaguar Energy

Medina Farfán también solicitó la ayuda de Gustavo Martínez, yerno del presidente Otto Pérez Molina, para que el gobernante brindara unas horas de su tiem­po para atender a los gerentes de la empresa Jaguar Energy, y así agilizar ciertos proyectos que se encontraban estancados.

Jaguar Energy realizó una in­versión privada superior a los US$900 millones, en el sector eléctrico del país; al iniciar las operaciones será una de las prin­cipales fuentes de energía de Guatemala, generando alrededor de 50 por ciento más de lo que Chixoy produce.

Al consultar al comisionado Ve­lásquez sobre la vinculación del presidente, por aceptar las reu­niones que le proponía su yerno, dijo que no se vincula a Pérez Molina en el caso, ya que él sólo aceptó las reuniones pero no se hizo ningún tipo de negociación para recibirlos.

“El presidente no obtuvo ningún beneficio por lo que se observa en el desarrollo de los aconteci­mientos, en el seguimiento que se hace con el monitoreo telefó­nico y, en lo que va constatando, podría decirse que lo que existe es un aprovechamiento del señor Gustavo Martínez, por la cerca­nía con el mandatario para ha­cer que el tercer interesado, que era finalmente Ernesto Córdova, tuviera una reunión con el Presi­dente de la República en término de 24 horas”, explicó el comisionado internacional.

Ernesto Córdova es el represen­tante de la empresa Jaguar Ener­gy, y tiene una orden de captura internacional, ya que es de na­cionalidad peruana.

En este caso también está vincu­lado Edwin Ramón Rodas Sola­res, ex viceministro de Energía, por brindar información de más a Córdova, beneficiándolo en proyectos tras asesorías.

Más allanamientos

El viceministro de Seguridad del Ministerio de Gobernación, El­mer Sosa, explicó que realizaron 10 allanamientos, con la presen­cia de 60 agentes y 12 autopa­trullas de la Policía Nacional Civil, para llevar a cabo las órdenes de captura.

Posiblemente, al escuchar el nombre César Medina Farfán no le sea conocido; pero al ha­cer un poco de memoria des­cubriremos quién es este per­sonaje que ha incursionado en las cúpulas durante los últimos gobiernos.

Siendo uno de los más cerca­nos amigos del expresidente Alfonso Portillo, Medina Far­fán es señalado por haberse prestado para ser testaferro y para sacar las maletas con varios millones de quetzales con destino a la Ciudad de Panamá, evadiendo los con­troles aeroportuarios al salir en el avión presidencial, caso que las autoridades nunca pudieron comprobar, pero que eran del dominio público las investigaciones que en su momento se realizaron.

Diez años más tarde, sale a luz nuevamente este oscuro personaje, esta vez en el ac­tual gobierno, señalado de los delitos de asociación ilíci­ta, cohecho activo, tráfico de influencias y falsedad ideoló­gica, en una nueva estructura denominada Redes, la cual fue desmantelada a través de las investigaciones realizadas por la CICIG y el MP.

Los señalados

Ordenes de captura giradas por beneficio del juez Luis Patán y caso Z Gas

César Augusto Medina Farfán, operador; asociación ilícita, cohe­cho activo, tráfico de influencias, falsedad ideológica (capturado).

Jose Luis Patán Piché, juez; soli­citud de antejuicio por el delito de cohecho pasivo.

Carlos Manuel Pinzón Ramos, jefe de RR. HH. de la SAT; asocia­ción ilícita.

Carlos Enrique Muñoz Roldán, ex Superintendente de Adminis­tración Tributaria; asociación ilícita, cohecho pasivo, falsedad ideológi­ca (en proceso penal, por caso La Línea).

Luis Alberto Zavala González, funcionario de Z Gas; asociación ilícita, cohecho activo y falsedad ideológica.

William Esteban Arbizú Luna, funcionario de Z Gas; asociación ilícita, cohecho activo y falsedad ideológica.

Filadelfo Reyes Cáceres, exin­tendente de Aduanas; asociación ilícita, tráfico de influencias y false­dad ideológica (capturado).

Lidia Lucrecia Roca Morales, jefa del departamento de gestión aduanera; falsedad ideológica.

Sandra Elizabeth Vargas Alda­na, funcionaria de la Secretaría General de la Presidencia de la Re­pública; cohecho activo, tráfico de influencias (capturada).

Ordenes de captura giradas por caso Jaguar Energy

Gustavo Adolfo Martínez Luna, exsecretario general de la presi­dencia y yerno del presidente Otto Pérez Molina; asociación ilícita y tráfico de influencias (capturado).

Edwin Ramón Rodas Solares, exministro de Energía y Minas; asociación ilícita (capturado).

Rafael Ernesto Córdova, funcio­nario de Jaguar Energy; asociación Ilícita.

Karen Paola Cancinos Muñoz, particular; lavado de dinero u otros activos (capturada).—La nación—

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

¡Bienvenido a Anfibio Radio!

LO + POPULAR

archivo de noticias

- Copyright © Anfibio Radio -Anfibio Radio- Powered by Blogger - Designed by Grafics Web -