lunes, 13 de julio de 2015


El Instituto de Previsión Social de la Fuerza Armada (IPSFA) agota sus reservas económicas. Si logra vender todos sus bienes inmuebles, los cálculos le dan para cumplir con el pago de las pensiones hasta 2016. Luego de eso, solo está la incertidumbre de qué hará el Estado para seguir cumpliendo con las obligaciones para los militares pensionados.

Ese escenario pintó el IPSFA a los diputados de la comisión de defensa de la Asamblea Legislativa, con quienes se reunió el lunes 6 de julio por la tarde en el edificio de la autónoma, del que, a propósito de la crisis, el IPSFA ha tenido que arrendar dos pisos a varias empresas.

“La condición nuestra actualmente es que nuestras reservas están disminuyendo, a raíz de que no ha habido una reforma que permita recuperarlas de nuevo”, compartió el gerente general del IPSFA, el coronel René Argueta, durante una entrevista con este periódico para referirse a la situación de crisis que pasa la institución.

¿Por qué el IPSFA está al borde del colapso? El general Mauricio Vargas, actual diputado del congreso y secretario de la comisión de defensa, asegura que se trata de, al menos, tres causas principales: erogaciones de dinero durante el conflicto armado que le correspondía al Estado, no a la autónoma, y que se otorgó con promesa de reembolso. También la desmovilización del Ejército, lo que bajo el lente del tema previsional significa menos cotizantes y, gradualmente, más pensionados. Y por último, un fracaso del sistema solidario de pensiones sumado a una desidia de los gobiernos, desde 1992, por no haber evitado la crisis actual de la institución.

En la primera de las causas, Vargas comentó que el Estado les adeuda a las pensiones de los militares un total cercano a los $1,600 millones que desde los años del conflicto armado, en los ochenta, no ha devuelto. Tampoco el Estado compensó, dentro del sistema previsional militar, el recorte de personal obligatorio por los Acuerdos de Paz. “El Estado tiene una gran responsabilidad por haber hecho la desmovilización sin haber hecho la compensación necesaria o hacer las correcciones necesarias para no caer en esto”, dijo el general en situación de retiro .

La responsabilidad de cumplir con los pagos de las pensiones frente a los pocos ingresos percibidos de las cotizaciones, además de no tener facultades legales para administrar los bienes en su posesión, metió al IPSFA en un sendero con un desenlace previsto: colapso por falta de recursos para pagar.

Los números ilustran de forma matemática el colapso anunciado del IPSFA: según la información oficial de 2014, el monto de pensiones anual que pagó la institución fue de $57,820,000 para un total de 20,184 pensionados. Sin embargo, las cuentas del IPSFA reflejan que los ingresos percibidos por cotizaciones, ese mismo año, fueron de $37,849,860. Es decir que el déficit previsional que enfrentó el instituto, solo el año pasado, fue por alrededor de los $19,970,140. El déficit anual se cubre con reservas. Esta diferencia en detrimento del IPSFA ha venido sucediendo desde los años noventa.

Para Vargas, el desinterés de los gobiernos y un marcado sentido de “antimilitarismo” que existe tras los Acuerdos de Paz de 1992 han restringido que se hubiera puesto interés en las pensiones militares. “Aquí está el mito de la competencia con la libre empresa, aunque se tengan los permisos, el pago del IVA, que compite en igualdad de condiciones. Segundo, venimos de un conflicto completamente ideológico que no permitía que hiciéramos medidas concretas. Y tercero, recuerde que uno de los lemas específicos del FMLN es la destrucción de la Fuerza Armada. Entonces, hemos tenido que venir aguantando una embestida de un enfermizo antimilitarismo para poder mejorar la situación. Pero hoy están tomando agua de su propio chocolate, porque hoy como gobierno, no como partido, tienen que resolver ese problema”, comentó.

En venta

El IPSFA tiene en la actualidad una serie de inmuebles en venta para poder tener los fondos necesarios para pagar las pensiones. Al menos son 64 lotes, apartamentos y casas en distintas colonias del país. También tiene infraestructuras mayores.

En San Salvador, el instituto militar vende casas, bodegas, una finca y un centro recreativo. En La Paz tiene a la venta extensiones de terreno, una hacienda, ranchos de playa y el hotel Pacific Paradise, que se encuentra arrendado en la actualidad. También tiene otro hotel Pacific Paradise en La Unión, que está a la venta. Y casas, lotes y fincas en San Miguel, Usulután, San Vicente, Cuscatlán, Santa Ana, Sonsonate y La Libertad.

De hecho, en La Libertad, las extensiones de terreno que vende el IPSFA en el municipio de Nuevo Cuscatlán también han sido aprovechadas por personajes del partido en el gobierno, como el expresidente de la Asamblea Legislativa, Sigfrido Reyes, y su socio y exasesor personal en el congreso, quienes con su empresa compraron a bajo precio cinco terrenos en una zona lujosa.

El IPSFA también vendió a la Asamblea Legislativa presidida por Sigfrido Reyes la Villa Dueñas, que ahora pertenece al Órgano Legislativo. Sobre esos casos y otros, el diputado Vargas cree que es conveniente que antes de hacer las reformas necesarias al IPSFA también deben transparentarse todas las transacciones en las que se ha involucrado la administración de la autónoma, cuya representación legal recae en Argueta.

El único negocio que ha podido hacer el IPSFA es el de créditos financieros para sus mismos afiliados. Eso le ha permitido tener ingresos, aunque insuficientes para la demanda de pensiones. Y en todo caso, como lo comenta el diputado Reynaldo Cardoza, miembro de la comisión de defensa del congreso, ese dinero prestado cuenta como parte de las reservas, aunque en concreto no lo tenga el IPSFA para pagar las pensiones, ya que por los planes de pago no son fondos que se tienen a la mano. “Estaban hablando allí en la reunión de que para 2017 ya no hay para pagar pensiones porque prácticamente el IPSFA lo que tiene son bienes y una financiera. Tienen un problema fuerte, serio. Es más, están pensando en pedir un refuerzo presupuestario al Ejecutivo para paliar parte de 2015 y 2016. Pero además de eso hay que hacerle una reforma grande a la ley del IPSFA en cuanto a las pensiones también”, manifestó el diputado Cardoza.

La reforma

La Asamblea Legislativa tiene una propuesta de reforma para la ley del IPSFA que contempla un cambio radical del sistema de pensiones actual, que es de reparto, a un sistema de pensiones por ahorro individual.

Argueta cree que la reforma es viable, aunque contemple esos cambios necesarios para la continuidad del pago de pensiones. Al pasar a la modalidad de ahorro, el IPSFA descargaría la responsabilidad de la cartera de pensionados por invalidez y de sobrevivientes al Estado, lo que le recortaría los gastos y podría dedicarse solo a sus cotizantes y por retiro.(Fernando Romero-La prensa gráfica)

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

¡Bienvenido a Anfibio Radio!

LO + POPULAR

archivo de noticias

- Copyright © Anfibio Radio -Anfibio Radio- Powered by Blogger - Designed by Grafics Web -