martes, 21 de julio de 2015


La incidencia delictiva que ha enfrentado el país ha disminuido en todas sus facetas. Al menos así lo muestran las cifras de homicidios del primer semestre de 2015 que maneja el Sistema Estadístico Policial en Línea (Sepol) y de otras incidencias delictivas que maneja la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina).

Según Sepol, hasta el 30 de junio de año en curso, el país reportó 2,580 homicidios, que entre los 181 días transcurridos en el semestre, da a una relación de 14.25 fallecidos violentamente por día.

Para este mismo período del 2014, el número de muertes violentas era de 3,050 y que entre los 181 días transcurridos daba un total de 16.85 personas fallecidas por día. Las cifras totales muestran una reducción para este año de 480 homicidios menos en el transcurso de los primeros seis meses.

Las estadísticas del año en curso también indican que la tasa parcial al cierre de los primeros seis meses es de 29.01 por cada 100,000 habitantes. La Secretaría de Seguridad hace este cálculo teniendo como base a 8,894,975 ciudadanos.

Los números que muestra Sepol en su portal de monitoreo diario en Internet indican que los meses que presentaron el mayor número de muertes violentas fueron enero y marzo, cada uno con 461 homicidios. Les sigue mayo con 459, abril con 444, junio con 380 y febrero con 375 casos.

Las estadísticas de esta dependencia indican que junio del presente año ha sido el mes con la mayor reducción de homicidios en comparación a 2014. En ese mes hubo 380 homicidios, es decir 127 casos menos en comparación a los 507 de ese mismo período del año anterior.

Estas estadísticas indican que Honduras ha dejado de ser el país más violento de la región centroamericana. Según las cifras regionales, El Salvador reportaba hasta el 23 de junio del presente año un total de 2,768 homicidios.

Los números muestran que El Salvador presenta 24 homicidios al día. Esas cifras ocurren en un país con 21,040 kilómetros cuadrados y con 6,357,662 habitantes.

El total de homicidios ocurrió en 50 municipios que albergan al 60 por ciento de la población. De mantenerse esa tendencia, las autoridades mantienen el temor de que las cifras cierren en 2015 con más de 5,000 homicidios.

Leonel Sauceda, portavoz de la Secretaría de Seguridad, explicó que esa institución así como todos los elementos de la Policía Nacional están comprometidos en regresar a la población hondureña la seguridad y la paz.

“Actualmente hay un compromiso de todas las instituciones que integran Fusina para combatir el accionar de la delincuencia y llevar a los responsables de cometer delitos a la cárcel”, aseguró. Sauceda también comentó que la Policía Nacional mantiene a sus agentes y oficiales a nivel nacional y participan en las operaciones del combate a la criminalidad. 

Sepol también detalla que durante el primer semestre se detuvo a 11,808 personas por la comisión de algún delito; 35,906 por faltas varias; 557 por asociación ilícita; 2,232 por tener orden de captura pendiente y 2,129 por violencia doméstica, entre otros. Entre el accionar de las autoridades también se encuentran la implementación de operativos, retenes, saturaciones y patrullajes en las zonas conflictivas, así como patrullajes marítimos.

En estas operaciones se ha logrado el decomiso de al menos mil kilos de cocaína, con la última incautación registrada la semana pasada en un barco con bandera colombiana que transportaba 120 kilos del alucinógeno. 

También se ha decomisado más de 24 libras de marihuana y al menos 6,736,315 lempiras. Cifras de Fusina Santos Nolasco es el portavoz de la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina) y aseguró que “hay una política definitiva por parte del Estado, una política de seguridad ciudadana en el combate a la violencia”.

El teniente coronel sostuvo que ahora los delitos no quedan impunes debido a que todos los operadores de justicia trabajan en equipo, por lo que existe una coordinación para la investigación, recolección de evidencias y la judicialización de cada uno de los casos presentados ante los Juzgados competentes.

Fusina está integrada por las Fuerzas Armadas, Policía Nacional, Ministerio Público, Corte Suprema de Justicia, Dirección de Inteligencia del Estado y Dirección de Migración y Extranjería. Durante tres años consecutivos, Honduras se ubicó entre los países más violentos del mundo ya que llegó a registrar en 2011 una tasa de homicidios de 86.47 por cada cien mil habitantes, es decir casi diez veces la tasa media mundial, que es de 6.7 homicidios por cada cien mil habitantes.

Nolasco recordó que ese año en que se reportó la mayor incidencia homicida se cerró el período con 7,104 homicidios. Carlos Hernández, miembro de la sociedad civil, reconoció que actualmente existe una reducción de homicidios a nivel nacional.

Comentó que las autoridades de Seguridad han puesto en marcha algunas medidas preventivas, las cuales han dado resultado, pero sostuvo que falta mucho por hacer para que los índices de violencia sigan hacia la baja.

Según las autoridades de Fusina, las zonas más violentas en el país son el Distrito Central, la región norte y occidente. De acuerdo a las estadísticas de Fusina, en el primer semestre de 2015 se reportaron 2,549 homicidios mientras que en ese mismo período de 2014 hubo 3,611 homicidios.

Para la creación de estrategias para disminuir los índices de violencia en el país, las autoridades identificaron al narcotráfico como el principal factor generador de las muertes. El segundo factor es el accionar de miembros de maras y pandillas. En tercer lugar identifican la falta de valores morales y espirituales en la sociedad hondureña.

Una vez identificada las razones de la violencia en el país se tomó la determinación de la creación del escudo terrestre-aéreo-naval para el combate al crimen organizado ya que con el mismo se pretende evitar el ingreso de la droga. Igualmente se ha duplicado la presencia policial y militar en los municipios donde se reporta el accionar de integrantes de maras y pandillas dedicados al sicariato, secuestro y narcomenudeo, entre otra serie de delitos.

Para el cierre de 2015, las autoridades de Fusina proyectan un cierre con una tasa de 55 homicidios por cada cien mil habitantes. “En la medida en que se vaya frenando el ingreso de droga, el accionar de las bandas delictivas y todo lo que es delincuencia común y organizada, va a ir bajando”, aseguró el militar.

Las autoridades de Fusina también afirman que debido a las medidas implementadas se han reducido los asaltos a instituciones bancarias, el delito de secuestro ha bajado al grado que en lo que va del año se reportan solo siete incidentes, en los cuales se ha logrado liberar a la víctima.

Según las autoridades, la población ha recuperado la confianza en los cuerpos de seguridad, por lo que ahora llaman a la línea de emergencia del 911 y brindan información sobre los hechos delictivos, entre ellos los secuestros. Para las autoridades, el principal delito a combatir o tratar de controlar es la extorsión a transportistas y comerciantes, ya que por este delito han muerto muchos trabajadores de este rubro.

“Es un delito muy complejo en el cual el Estado está implementando una serie de mecanismos, herramientas que poco a poco van generando esos niveles de seguridad que necesita el país”, dijo Nolasco.(El heraldo)


Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

¡Bienvenido a Anfibio Radio!

LO + POPULAR

archivo de noticias

- Copyright © Anfibio Radio -Anfibio Radio- Powered by Blogger - Designed by Grafics Web -