jueves, 9 de julio de 2015


Un aumento general en el consumo de la marihuana y un fuerte descenso en la percepción de riesgo frente a su uso, detectó el último estudio del Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas y Alcohol (Senda).

De acuerdo a la medición, la prevalencia -o total de personas que declararon haber usado cannabis durante los últimos doce meses-, registró un alza de 4,2 puntos, al pasar de 7,1% en 2012 a 11,3% en 2014.

Las mayores variaciones halladas por la encuesta, aplicada a 20.113 personas de 108 comunas del país, se detectaron en los hombres, donde la prevalencia pasó de 9,8% a 14,6%. Sin embargo, en términos etarios, el principal aumento afectó a los jóvenes de entre 12 y 18 años, donde el consumo se duplicó, pasando de 6,7% a 13,51%, en solo dos años.

El mayor uso de la cannabis, en tanto, se ubicó en la población de entre 19 a 25 años: en 2014, el 24% declaró consumirla, es decir, 6.5 puntos más que en 2012.

Los datos revelan además diferencias regionales, con Magallanes, Valparaíso y la Metropolitana liderando el uso de la sustancia.

“Hay un incremento importante de la marihuana, pasamos dos dígitos, 11,3%, algo inédito en la historia de nuestros estudios, y la principal población que consume es adolescente y joven, casi el 90% del alza pertenece a esas edades, por lo tanto es claramente nuestra población vulnerable y que es nuestro futuro”, dijo el director de Senda, Mariano Montenegro

En paralelo con el uso, también la percepción de riesgo frente a la sustancia sufrió importantes cambios, al disminuir de 46,8% a 34,4%. En concordancia, la oferta de marihuana o exposición directa en los últimos meses, subió tres puntos, llegando a 18,6%.

“Los adolescentes le perdieron el miedo al consumo de marihuana. Cuando tenemos una sustancia tan masivamente usada, la percepción de riesgo no tiene mucho impacto en la reducción del consumo, y ahí hay que hacer medidas para reducir la oferta”, añadió Montenegro.

El estudio además arrojó un alza en la ingesta de alcohol, que totaliza 8,1 puntos, al pasar de 40,8% en 2012 a 48,9% en 2014. También subió el uso de cocaína, de 0,9% a 1,4%, y el tabaquismo, que cesó la curva descendiente y, crecío de 21,9% a 22,7%. “El alcohol merece especial atención debido a que la mitad de la población que consume declara consumo riesgoso reciente, es decir, cinco tragos o más en una sola vez, en el último mes”, explicó Montenegro.

Despenalización

Los resultados de Senda fueron entregados un día después de que la Cámara de Diputados aprobara en general el proyecto que despenaliza el consumo y autocultivo de la marihuana, para fines medicinales y recreativos. La norma, además, permitiría a las personas mantener 12 plantas de cannabis por domicilio, portar un máximo de 10 gramos y guardar hasta 500 gramos en las casas.

“Quisimos mostrar esto porque teníamos las cifras y queríamos hacernos cargo del problema”, admitió Montenegro, quien criticó duramente la norma.“Es tremendamente negativo plantear la libertad de consumo. ¿Cómo vamos a controlar si hay seis o 20 plantas en un jardín? Con suerte controlamos que no se venda alcohol a los menores”, dijo Montenegro, añadiendo que “lo que queremos es que haya cada vez menos acceso a la marihuana, porque si hay más, entonces hay más consumo”.

La iniciativa, que se aprobó mayoritariamente con votos oficialistas y que ha sido fuertemente reñida por parlamentarios de oposición, no ha tenido hasta ahora respaldo del Gobierno. Se espera, eso sí, que se hagan indicaciones en los próximos días, las que serían afinadas tras una reunión programada para el próximo lunes.

Expertos alertan por alza

Luis Felipe González, presidente de la Sociedad Chilena de Pediatría, sostuvo que son preocupantes los índices de consumo que ha alcanzado la marihuana, principalmente en los jóvenes y que “existe una trivialización de sus efectos en la sociedad, olvidando que provoca daños severos”. El médico agregó que la as sociedades científicas “no se les ha escuchado como se debería” y que, de aprobarse la despenalización en trámite, “va a haber un mayor acceso para los niños, niñas y adolescentes y eso significa para ellos transtornos cognitivos, intelecto menor, daño a la voluntad y otras cosas”.

María Elena Alvarado, académica de la Salud Pública de la U. de Chile, planteó que la baja en la percepción de riesgo de la marihuana se debe “al discurso que se está instalando en la sociedad sobre sus beneficios y usos, lo que genera una idea de inocuidad, pero no lo es, sobre todo en los adolescentes, donde ha demostrado alteraciones en el sistema nervioso y conductuales”. La salubrista añadió que “si como Estado le decimos a la gente que puede producir sus propios fármacos, en sus casas, estamos sometiéndoles a riesgos de intoxicación y mala praxis”.

Asimismo, Jorge Alonso, Presidente de la Sociedad Latinoamericana de Fitomedicina y académico de la U. Finis Terrae, sostuvo que la marihuana “promueve un deterioro lento, pero progresivo de las funciones cognitivas cerebrales” y que “es el primer paso hacia el uso de otras sustancias. Así lo demuestran los centros de rehabilitación en todos los países. En un momento donde la drogodependencia hace estragos en la sociedad, en especial en sectores vulnerables, el mensaje de legalizar su consumo implicaría una derrota del Estado”.(G.Sandoval y J. Herrera-La tercera)

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

¡Bienvenido a Anfibio Radio!

LO + POPULAR

archivo de noticias

- Copyright © Anfibio Radio -Anfibio Radio- Powered by Blogger - Designed by Grafics Web -