viernes, 3 de julio de 2015


Las autoridades policiales se mantienen herméticas, pero vecinos de la comunidad La Unión, 42 kilómetros al norte de la ciudad de Jinotega, confirmaron que un hombre fue detenido como sospechoso de asesinar a machetazos a tres miembros de una misma familia, en aquella pequeña comunidad de aproximadamente 350 habitantes.

Rafael Díaz o Rafael Mairena, un evangélico que ocasionalmente quedaba cuidando la casa de las víctimas, es el hombre que está detenido, incluso éste mismo participó en la identificación de los cadáveres, asistió a la vela y tocó el piano en la capilla donde se realizaron las honras fúnebres.

Eduviges Germán González Picado, un vecino que también fue interrogado e investigado por las autoridades policiales, dijo que entre la medianoche del lunes 29 y la madrugada del martes 30 de junio, mientras llovía torrencialmente, ocurrió el triple crimen descubierto al mediodía, cuando su hijo Byron José González López encontró el cuerpo de Karla Patricia Tórrez Castro, el cual presentaba múltiples heridas de machete.

Karla Patricia, quien el próximo 11 de julio cumpliría 30 años, estaba casi decapitada. María Daisy Castro Mairena, su tía materna, comentó que al conocer del hallazgo sospecharon que el esposo de la joven, Jairo Zeledón Tercero, pudo haberla matado.

Además creyeron que Zeledón Tercero se había llevado a Karla Mayerli Muñoz Castro, de 14 años, hija de Tórrez Castro e hijastra de Zeledón.

Sin embargo, en la cama de Tórrez Castro encontraron parte del cabello de la adolescente y a pocos metros de la pequeña vivienda con paredes de bloques de concreto fue encontrada “una trencita” de Karla Mayerli, por lo que los vecinos salieron a buscarla.

El cuerpo desnudo de la adolescente, con los dedos de las manos cercenados y con signos de haber sido violada, fue encontrado a unos trescientos metros de la casa, también casi decapitado y con otras heridas de machete.

“La Policía no había hecho presencia y la niña se encontró en el voladero, entonces digo que él las mató y huyó, pero después cambia todo, porque se encuentra muerto a él también y eso nos tiene confundidos”, dijo Castro Mairena.

Castro Mairena, quien es la secretaria política del Frente Sandinista en la comunidad, reveló que sus sospechas contra Zeledón surgieron porque hace tres años intentó estrangular a Tórrez Castro y vivían en constantes discusiones.

Agregó que tres días antes del crimen, Tórrez Castro fue a una pulpería a cuya dueña le comentó que tenía días sin dormir porque escuchaba que andaban merodeando en su casa y que Zeledón todos los días afilaba un machete que dejaba junto a la cama y con el que amenazaba con “arrancarle la cabeza”.
Sospechoso ofreció frijoles

La familia asesinada guardaba en la casa seis quintales y medio de frijoles y tres quintales de maíz, granos que no estaban en la vivienda cuando fue descubierto el crimen, por lo que los vecinos del lugar asumen que el robo fue el móvil del triple asesinato.

Sin embargo, Martha del Carmen Castro, madre de Karla Patricia, descartó esa teoría indicando que la Policía le entregó algunas prendas de oro que le pertenecían a su hija.

En tanto Maria Daisy Castro Mairena confió que el sospechoso, Rafael Díaz, presuntamente llegó a ofrecer la venta de tres quintales de frijoles a un vecino de la comunidad y “de dónde, si él no tiene tierras para producir”.

Eduviges Germán González Picado, vecino de las víctimas, dijo que mientras él y su hijo eran interrogados por la Policía, pudo escuchar la declaración que brindaba Díaz a los investigadores.

“Nos tenían en la escuela de la comunidad, dijo González Picado, agregando que “él mismo testificó que lo mató (a Zeledón) por defender a las víctimas”.

El relato de González, indica que Zeledón mató a su esposa e hijastra, mientras que Díaz lo mató a él.(Luis Eduardo Martínez M.-La prensa)

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

¡Bienvenido a Anfibio Radio!

LO + POPULAR

archivo de noticias

- Copyright © Anfibio Radio -Anfibio Radio- Powered by Blogger - Designed by Grafics Web -