sábado, 1 de agosto de 2015


—Las las grandes ciudades de Quintana Roo son las que generan el recurso económico para que las zonas pobres tengan agua potable, informa el gerente de la CAPA de José María Morelos, José Dolores Valadez Chi.
Por ejemplo, los hoteles en la zona norte prácticamente subsidian a los municipios rurales.
—Como en Lázaro Cárdenas, Felipe Carrillo Puerto, Bacalar, y José María Morelos, que es donde hay menos recaudación.
A pesar de eso, el organismo realiza una ampliación.
—Es una añeja solicitud de los vecinos y que gracias a la coordinación que tenemos con el presidente municipal, se va concretar en menos de 15 días.
Esta ampliación es de vital importancia, porque representa cerrar circuitos de agua en la cabecera municipal, pero continúan impulsando el desarrollo en el tema del vital líquido.
—la obra consiste en 200 metros que beneficiarán a la ciudad, porque permite que, primero, tengan agua.
Segundo, que tengan una excelente presión en el servicio, que es lo que piden, pues en la parte de allí existen casas habitables.
—Es la colonia Dolores, pero por cuestiones del azar no habían tenido la oportunidad de tener agua hasta la puerta de su hogar, porque se fue desarrollando la ciudad por el lado norte y su área se quedó rezagada.
La ampliación nace cuando junto con el edil, Juan Manuel Parra López, escucharon a los vecinos y deciden visitarlos para sentir de cerca la carestía del agua.
—Es cuando la primera autoridad municipal determina coordinar los esfuerzos y traer el sistema de agua.
De entrada, tienen en la puerta de su hogar una llave, para que ya no tengan que ir a buscar agua en una cubeta por 100 o 200 metros. 

—En donde obtenían agua de pozos rústicos o pozos artesanales, dejarán de hacerlo.
Hoy, por más pequeño que sea un poblado, con 30 o 40 habitantes, cuenta con una red de agua, para que tengan una vida más sana y cómoda.
Por cuanto hace al cobro del servicio de agua potable, Valadez Chi explica:
—Tenemos un rezago de un veinte por ciento, que es normal.
Esto obedece a que algunos usuarios por olvido, desidia o enfermedad, no acuden a realizar su pago.
—Sin embargo, como aplicamos una política social en el agua, estamos atentos a escucharlos.
Al respecto, de 30 personas que acuden a resolver algún problema, todos se van sin queja.
—Tanto de la atención que damos a la gente, como del análisis de su problemática.
Así que al salir de la oficina se llevan un concepto diferente de lo que hablamos.
—Es importante mencionar que la cuota de recuperación que se realiza en las comunidades, exceptuando a la cabecera municipal, obedece más que nada al pago de energía eléctrica.
No se cobra el servicio de agua.
—Lo que pagan es por el bombeo de agua.
—No hay ningún inconveniente; los usuarios lo analizan y terminan entendiendo el espíritu social que presta la CAPA morelense.
Con el recuerdo aún fresco de las elecciones pasadas, en la conversación con el profesor José Dolores no podían faltar sus anhelos políticos.
—Hay que dejar en claro la situación.
Dice que tiene un enorme potencial y una buena experiencia.
—Diez años, en la CAPA, tres más como secretario general del Ayuntamiento, director de deportes, y líder de maestros.
Es lo que le ha permitido tener un contacto directo y cotidiano con la ciudadanía.
—Por todo ello, mucha gente me observa como un viable candidato para cosas más importantes, como la presidencia municipal.
Tampoco cierra los ojos a la realidad.
—Sí estamos bien posesionados en el gusto popular, cosa que me da mucho gusto, porque al final la ciudadanía es quien elige.
Agradece a sus amigos y a quienes que dan cuenta del trabajo que viene realizando.

—La CAPA me permite tener un contacto directo con el pueblo, como en esta ocasión, que tuvimos la presencia de los dirigentes de una colonia, lo cual me facilita penetrar y llevar la oferta de gobierno.
Admite que es satisfactorio que la gente se fije en él.
—Últimamente la ciudadanía ha estado buscándome. Después del efecto de las candidaturas y las elecciones de los diputados federales, la gente se me acerca desde temprano, para expresarme sus puntos de vista.
Tiene esperanza en que el PRI, en su momento, ponga las reglas claras, a través de la convocatoria.
—Estoy seguro que si las condiciones se dan y la ciudadanía me sostiene su aceptación, estaremos presentes, buscando lo que la sociedad nos indique.
En tanto, él sigue su firme en el trabajo, “consolidando un equipo para buscar mejores trincheras”.
—Haciendo un análisis, en su tiempo estaremos presentes nosotros buscando esa oportunidad.
Confiesa que es bonita la política cuando es con afán de servir, y que está “armado” para lo que venga.
—Desde hace rato. Tenemos la preparación, el gusto y el deseo de participar en lo que el partido nos asigne.
Muchos amigos se han estado sumando a ese proyecto.
—Lo ven con buenos ojos. Tenemos liderazgos importantes en todo el municipio que se han manifestado.
Y sí, ya preparan las herramientas para que cuando llegue el momento oferten un importante resultado a la ciudadanía.
—Repito: es un trabajo de equipo y como tal lo veo. Creo que cuento con un ejército que está impulsando esto.
Revela que la simpatía que despierta su persona es tal, que desde el 8 de junio el teléfono no deja de sonar y las “comitivas” a su domicilio son el “pan de cada día”.
—La verdad es que estoy sorprendido, aunque los medios de comunicación han jugado un papel importante, pues me han posicionado.
Inclusive, familias que no ha logrado identificar piden platicar con él. Las escucha y da su punto de vista.
—¡Cómo no admitir que es grato sentir la simpatía popular! Es reconfortante para mí, como servidor público, que haya gente que analiza el trabajo que uno hace.
Como extraída de una agenda, menciona una lista de los gremios con las que se ha reunido, además de amistades del ayuntamiento.
—Pastores, deportistas, amigos de política, de infancia, compañeros. Esto es una red que no para.
¿Cómo ve esa intensa actividad la clase política morelense?
—No tengo ningún problema con ella. Es parte del equipo que me arropa, lo cual es importante, porque he estado en el servicio público por más de 20 años.
Señala que los amigos que tiene también son parte de la clase política del municipio.
—Los que gobiernan y los que han gobernado, igual son parte de este grupo enorme que tenemos.
Afirma que a pesar de las decisiones que ha habido en el partido, el PRI siempre se muestra sólido, contundente en la hora de cerrar filas para llevar candidatos al triunfo.
—La última vez llevamos a Arlet Mólgora a una diputación federal. No obstante las cuestiones que se venían manejando, el Institucional arribó unido a la elección, que significa tener un PRI maduro, que nos llevará a la vitoria en el 2016.
Para José Dolores Valadez Chi las reglas del Institucional siempre han sido transparentes.
—Nosotros estamos dispuestos a participar sin ninguna objeción. Somos priistas de abolengo. Hemos sido disciplinados cual soldados.

Cierra la entrevista con una advertencia, a manera de mensaje.
—Hay que estar alertas; no hay que hacer caso a los mesías que aparecen en épocas electorales. En este municipio tenemos una característica: sabemos quiénes somos, cómo somos y dónde estamos. Esto nos lleva a pensar que los morelenses saben elegir. Pero también, cuando los mayas dicen no; es no. (Carlos Colonia López-Ecos del Caribe)

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

¡Bienvenido a Anfibio Radio!

LO + POPULAR

archivo de noticias

- Copyright © Anfibio Radio -Anfibio Radio- Powered by Blogger - Designed by Grafics Web -