martes, 4 de agosto de 2015


La Policía Federal brasileña detuvo hoy al exministro José Dirceu, uno de los hombres más influyentes en el Gobierno del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva y condenado por corruptelas destapadas en 2005, por estar implicado en las irregularidades en Petrobras. El exministro, que ocupó la cartera de la Presidencia entre 2003 y 2005, fue detenido en su residencia de Brasilia, en la que desde hace seis meses cumple su pena en régimen de arresto domiciliario, tras haber estado un año y medio en prisión.

Dirceu, de 69 años, fue hasta hace unos pocos años uno de los más importantes líderes del Partido de los Trabajadores (PT), al que también pertenece la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, y durante décadas fue el más fiel escudero de Lula, quien al llegar al poder en 2003 lo nombró ministro de la Presidencia.
Desde ese estratégico cargo, Dirceu controló todos los resortes del poder durante dos años, hasta que se vio obligado a renunciar por el escándalo de sobornos parlamentarios que lo llevó a prisión.

Según medios locales, Dirceu recibió dinero de la vasta red de corrupción enquistada en Petrobras, que de acuerdo a los balances de la propia empresa, se apropió en forma ilegal de unos 2.000 millones de dólares entre 2004 y 2014. En los últimos meses, y después de que su nombre fue citado en la prensa entre los posibles implicados en esas irregularidades, presentó ante la Corte Suprema tres acciones en las que pedía no ser encarcelado por ese asunto, alegando que ya cumple un régimen de arresto domiciliario. El Supremo rechazó cada una de esas demandas y hoy autorizó a la policía su traslado a prisión a solicitud del juez Sergio Moro, que es el responsable de las investigaciones del caso Petrobras.

Dirceu fue condenado a diez años y once meses de prisión por el escándalo de sobornos parlamentarios destapado en el primer mandato de Lula y ahora, según confirmó la policía, fue detenido debido a sospechas de que se benefició de los desvíos de dinero ocurridos en la petrolera estatal.

Según la Fiscalía, Dirceu y algunos de sus allegados recibían de la red de corrupción en Petrobras unos 200.000 reales (alrededor de 58.480 dólares) por mes, aunque aún no se ha determinado cuánto de ese dinero era directamente para el exministro. Parte de ese dinero le era entregado a Dirceu través de la firma de consultoría jurídica JD, de su propiedad, que era "contratada" para operaciones "de fachada" por algunas empresas privadas implicadas en el caso Petrobras.

La Policía sostiene que esas empresas obtenían con la petrolera contratos amañados, inflaban sus valores y repartían las diferencias con exdirectores de Petrobras y políticos que amparaban esas maniobras. La propia Petrobras ha calculado que, entre 2004 y 2014, esa red se apropió ilegalmente de unos 2.000 millones de dólares, y así lo ha reflejado en los balances presentados a sus accionistas.

En la misma operación realizada en el día de ayer, fueron detenidas otras seis personas, entre quienes figura Luiz Eduardo de Oliveira, hermano de Dirceu y quien habría colaborado con la trama desde que este ingresó a prisión, a fines de 2013.
"Seguía recibiendo comisiones aún preso", declaró Santos Lima al justificar la decisión de llevar al exministro otra vez a prisión.

Por ese escándalo se investiga a una veintena de grandes empresas y a medio centenar de políticos, en su gran mayoría de la base que apoya a la presidenta Dilma Rousseff y entre quienes figuran los presidentes de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, y del Senado, Renan Calheiros.(La izquierda diario)

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

¡Bienvenido a Anfibio Radio!

LO + POPULAR

archivo de noticias

- Copyright © Anfibio Radio -Anfibio Radio- Powered by Blogger - Designed by Grafics Web -