sábado, 1 de agosto de 2015


El candidato a presidente por el oficialista Frente para la Victoria (FPV), Daniel Scioli advirtió ayer que "las grandes devaluaciones las pagan los trabajadores y nosotros, junto a Carlos Zannini, somos el espacio político de la industria nacional". De esta manera, envió una fuerte señal a su espacio político y al electorado sobre sus objetivos de política económica en caso de resultar electo como próximo presidente de la República. Al mismo tiempo, se distanció de aquellos candidatos opositores que se manifestaron a favor de la liberalización del mercado cambiario y el comercio exterior, reflejó Tiempo Argentino.

Durante un acto en Tandil por la presentación de la candidatura de Pablo Bossio a intendente por el Frente para la Victoria, Scioli destacó que "hoy hablamos de una agenda de desarrollo con políticas de industrialización, Pro.Cre.Ar, de la inversión educativa más grande de los últimos tiempos". Además, prometió que bajo su mandato se mantendrán los objetivos del proyecto político que construyó el kirchnerismo a partir de 2003.

"Ese camino iniciado por Néstor Kirchner, continuado por Cristina Fernández de Kirchner y que con la victoria en las próximas elecciones nos va a proyectar a un nuevo capítulo de este proyecto", precisó Scioli.

En el mismo sentido, el jefe de Gabinete y precandidato a gobernador bonaerense Aníbal Fernández, a quien Scioli calificó como un "gladiador", opinó que "si se abriera la posibilidad de que cualquiera vaya y compre dólares en cualquier lugar perderíamos las reservas en tres días y automáticamente pondrían la situación de la Argentina en las peores condiciones." El jefe de Gabinete destacó la administración cambiaria y defendió las restricciones a la compra de dólares. "El cuidado de las divisas sigue siendo una prioridad para los argentinos porque no emitimos dólares. Los dólares vienen de la balanza comercial."

"Esta Argentina va a sembrar cada vez más oportunidades", prometió Scioli, y para garantizar ello se comprometió a "vincular cada vez más la educación al mundo del trabajo." Ayer por la tarde, Scioli asistió a un acto en Esteban Echeverría del sindicato de pasteleros con el precandidato a gobernador de Buenos Aires, Julián Domínguez, y criticó las "contradicciones" en el discurso opositor, que generan "incertidumbre" sobre lo que van a realizar. También pidió que la sociedad "se una a favor de un proyecto de país" y no a aquellos que se "unen en contra de".

Esta no es la primera vez que Scioli acompaña las políticas económicas del gobierno. Ya el 26 de junio de este año, durante una reunión con referentes de la Unión Industrial Argentina (UIA), defendió la gestión del ministro de Economía, Axel Kicillof, y aseguró que "la Argentina no necesita ni un shock ni un cambio traumático". Asimismo, el gobernador puntualizó que con otros modelos de país, como los que se quieren imponer desde la oposición "la variable de ajuste fueron los trabajadores y el mercado interno con consecuencias devastadoras para los argentinos".

Meses antes, el 23 de octubre de 2014, durante la apertura del Coloquio de IDEA en Mar del Plata, Scioli respondió las críticas del entonces presidente de IDEA, Miguel Blanco y le señaló que "no se puede decir que está todo bien, pero tampoco hay que dar escenarios apocalípticos". Acto seguido, el gobernador le explicó a los empresarios que "desarrollo es priorizar las obras de infraestructura para mejorar la competitividad, desarrollo es agregar valor a la materia prima".

Durante un acto que tuvo lugar ayer en el municipio bonaerense de Hurlingham, el candidato del Frente par la Victoria remarcó que "el cambio no se da para atrás, que sea para adelante a partir de estos derechos conseguidos". Y también dijo que: "Yo quiero alentar y convocar a los independientes, porque se puede ser independiente pero no indiferente. Lo mejor está por venir si seguimos avanzando por este camino."

Quienes esperaban que Scioli se distanciara del discurso de Cristina Fernández de Kirchner, se llevaron dos sorpresas en menos de un mes de diferencia. Primero, el 16 de junio anunció que había elegido como vicepresidente de su fórmula a Carlos "Chino" Zannini, un colaborador de extrema confianza del ex presidente Néstor Kirchner. Y segundo, la visita del candidato al presidente de la república socialista de Cuba, Raúl Castro, que lo llamó "mi amigo Daniel".

La estrategia electoral del kichnerismo es clara en la defensa de las medidas tomadas de 2003 a la fecha. El lema "continuidad o cambio", ya no es sólo respecto de las políticas del gobierno, sino de la capacidad de sostener una ideología de cara al electorado.

Es por ello que Zannini sostuvo que en un partido político como el PRO "la mezcla entre un gurú (por Jaime Duran Barba) y un candidato con pocas neuronas puede llevar a cualquier cosa". Federico Sturzenegger, economista del PRO, por ejemplo, el 2 de mayo de 2013 propuso devaluar un 40%, mientras que el 17 de marzo de este año dijo : "No vemos que grandes cambios en el valor del dólar sean necesarios." Por otro lado, Sergio Massa, candidato a presidente del Frente Renovador, quien propone el 82% móvil para los jubilados, en su gestión se declaró en contra de esa forma de movilidad previsional.

Cada vez más se percibe una tendencia de la oposición a mimetizarse con las políticas del kirchnerismo, que tiene alta intención de voto y hasta podría ganar en primera vuelta. Pero esta estrategia no ha dado los frutos que esperaban, por lo que algunos candidatos ya apuntan a despertar viejos temores en el electorado. Massa, por ejemplo, ya alarmó con que "el gobierno va a devaluar después del 9 de agosto. Después de cada elección, viene un ajuste", algo que, fuentes del Banco Central de la República Argentina calificaron como "un delirio total". (Genaro Grasso-Infonews)

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

¡Bienvenido a Anfibio Radio!

LO + POPULAR

archivo de noticias

- Copyright © Anfibio Radio -Anfibio Radio- Powered by Blogger - Designed by Grafics Web -