miércoles, 27 de enero de 2016


Hace unos meses se inició la lucha de Air France y con ella se vieron las imágenes de uno de los ejecutivos huyendo con la camisa rasgada de la sede de la empresa porque habían despedido a 2900 trabajadores.
Actualmente se está llevando adelante la lucha en Goodyear contra la criminalización de la protesta y la imputación de varios trabajadores. En el año 2014 secuestraron a dos gerentes durante 30 horas para tratar de salvar sus puestos de trabajo y evitar que 1143 familias se vieran abocadas a la calle.
La fábrica francesa Ford Blanquefort, también va a deslocalizarse. En una protesta protagonizada en el Salón del Automóvil, 4 sindicalistas protestaron por las condiciones de precariedad y explotación. Se sentaron en el capó de uno de los coches expuestos, llevándose el protagonismo del Salón. Y a raíz de esto, están imputados oficialmente por dañar el vehículo al que se subieron, es decir, están imputados por dañar la imagen de la compañía.
Pero esto no sucede solo en Francia, hace un par de semanas una huelga de dos días del ferrocarril nacional belga, colapsó el transporte por carretera, así como varias comunicaciones ferroviarias internacionales que atraviesan dicho país, provocando unas pérdidas de 80 millones de euros. En juego están la continuidad del ferrocarril público, que podría privatizarse y 800km de vías que dejarían de comunicar zonas rurales y centros de trabajo.
Así mismo en diciembre de 2015, se producía una huelga de la administración pública del Cantón de Ginebra, que colapsó dicha administración en solo tres días de huelga con un seguimiento superior al 70%. Las razones de la huelga, se repiten en todos los lugares: privatizaciones, precariedad, deslocalización.
Cabe destacar las luchas que siguen en marcha en el Estado Español, de los trabajadores de la fábrica Coca-Cola de Fuenlabrada, donde pese a ganar a la multinacional por vía judicial, esta se niega a acatar la sentencia. Así como los luchadores de la marea azul que no se rinden ante la precariedad y la explotación, o los trabajadores de Panrico luchando contra la burocracia sindical.
Por otra parte, algunas de estas luchas han llamado la atención sobre algo que suele olvidarse, los trabajadores muertos por pésimas condiciones laborales o por perder sus trabajos y caer en la desesperación. ¿Qué sucede con todos esos trabajadores y trabajadoras, madres, padres, jóvenes, que han perdido su trabajo, que no salen adelante y se suicidan? ¿Quién se acuerda de ellos? ¿Quién les hace justicia? La desesperación puede llevar a tomar medidas drásticas y a veces el miedo que produce la patronal conduce trágicamente a la autodestrucción.
Cabe destacar todas las grandes luchas obreras que no suelen aparecer en la prensa y se desarrollan en pequeños centros de trabajo, gestionados por pequeños emprendedores que a su vez son grandes explotadores. Así como de todos los empleos precarizados en multinacionales de comida rápida, ropa, etc.
Europa hace rato que ha dejado de ser esa isla en el mundo donde parecía que había ganado el estado del bienestar. Al inicio de la crisis del Capital, los ajustes se hicieron sentir en Portugal, Irlanda, España, Italia y Grecia. Es decir, los países más pobres y los del sur de la UE. Pero ahora estos ajustes están llegando a todos los países, incluso esos en donde podríamos creer que era imposible que les sucediera lo mismo, como Suiza y Suecia.

Una campaña internacional en apoyo a los trabajadores de Francia

Los trabajadores de Goodyear están recibiendo muestras de solidaridad a nivel internacional, como la de Raúl Godoy, trabajador de la fábrica Zanon en Neuquén, Argentina:
“¡Abajo la persecución de los trabajadores de Goodyear! Toda la solidaridad a los camaradas condenados!”
También de parte de otras figuras de luchas obreras anteriores como Manu Georget ex trabajador de la fábrica Philips Dreux:
“…cuando la crisis del capitalismo comenzó a traducirse en Francia en cientos de cierres de fábricas, se trató de luchar por nuestros empleos. Junto a la lucha de los trabajadores y trabajadoras de Philips, había en ese momento muchas otras peleas, Molex, Continental, Caterpillar, Total, Sanofi, Nueva Fabris y Goodyear, entre otros. (…) Yo compartí especialmente con mis compañeros de Goodyear, la convicción que hemos tenido de luchar para mantener nuestros puestos de trabajo (…) Perder el trabajo supone, correr el riesgo de ver a tu familia en la necesidad, hasta el punto que algunos de nuestros compañeros se suicidaron tras el cierre de la fábrica.”
Desde Izquierda Diario, ponemos en marcha una campaña en solidaridad con los compañeros de Goodyear condenados a prisión por defender sus empleos.
Hacemos un llamamiento internacional para que todos los que quieran solidarizarse con los trabajadores de Goodyear se hagan selfies con la consigna "Nous sommes tous des Goodyear / Somos todos trabajadores de Goodyear". Así como mensajes de apoyo y cariño.
La victoria solo será posible desde la unidad de todos los trabajadores y trabajadoras internacionalmente.(Juan Romero-La izquierda diario)

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

¡Bienvenido a Anfibio Radio!

LO + POPULAR

archivo de noticias

- Copyright © Anfibio Radio -Anfibio Radio- Powered by Blogger - Designed by Grafics Web -