miércoles, 20 de julio de 2016


Varios sexenios locales han puesto su grano de arena para impulsar el desarrollo de la economía del sur de Quintana Roo, pero, por uno u otro factor, nada más no llega el mentado desarrollo.
     Se puede tomar cualquier comunidad meridional de la geografía estatal para constatar el atraso, verbigracia, la capital quintanarroense.
     Los intentos se han hecho en agricultura, ganadería, industria del vestido, vías de comunicación, embellecimiento urbano y en muchos otros rubros. Sin embargo, son insuficientes.
     En ocasiones fueron obras aisladas y en otras simplemente nacieron con la vista corta. Unas más se fueron al traste o sencillamente fueron abandonadas por la administración siguiente.
     Ejemplos existen en abundancia: la Arrocera del Caribe, el Programa Lechero, el dragado del Canal de Zaragoza, por citar algunos.
     Pero también los hay que no obstante que se quedaron en proyectos, los gobiernos pasados les dedicaron tiempo y recursos, como la soñada atracción de capitales foráneos para el sur.
     En la denominada zona maya, también se echaron a andar muchos programas, en aras de paliar el atraso de Felipe Carrillo Puerto y José María Morelos, con resultados negativos.
     Y si se trata de la capital del estado, los desaciertos se acumulan y los chetumaleños no atisban ni la diversificación de las actividades comerciales y laborales, como no sea la venta de zapatos y ropa en la Avenida de los Héroes, ni el fondo de la debacle económica.
     Por si fuera poco, los sexenios autóctonos gastan y han gastado cerros de billetes sin ningún beneficio.
     Allí tenemos el Centro de Convenciones, a un costado de la UQROO, pero sin  hoteles a su vera o bien la mole de hierro y cemento en el boulevard bahía, obra a la que la sociedad le cuelga cualquier cantidad de apodos, todos ellos peyorativos o irónicos, como “Monumento a la corrupción” y/o “Alcancía ratera”.
     Y justamente a ese conjunto de yerros se enfrentará Carlos Joaquín González.
     Él y su equipo tendrán que realizar, primero, un diagnóstico de la situación; y después, con la voluntad e imaginación que demostró en la campaña, concretar los deseos ciudadanos en los eventos que lideró. (Mario Hernández)

     

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

¡Bienvenido a Anfibio Radio!

LO + POPULAR

archivo de noticias

- Copyright © Anfibio Radio -Anfibio Radio- Powered by Blogger - Designed by Grafics Web -