viernes, 10 de marzo de 2017



ANTECEDENTES

     Aunque hace más de 500 años que el feudalismo históricamente concluyó, en nuestros días,  a otra escala, los terratenientes aún se dan en cualquier parte del mundo, y Quintana Roo no tendría por qué ser la excepción, máxime cuando echamos una mirada al nacimiento de nuevos municipios.

     Si a ello sumamos las vastas riquezas de mar y playas, observamos que de manera simultánea, la creación de nacientes demarcaciones territorio-administrativas en el norte de la entidad trae consigo la aparición de personas que terminan con numerosas  y extensas propiedades de tierras, como  Marciano Toledo Sánchez  en el hoy pujante municipio turístico de Solidaridad cuya cabecera es Playa del Carmen

     Toledo Sánchez, con las circunstancias a su favor, en un periodo relativamente corto, en la actualidad también es dueño de terrenos en el municipio de Tulum.

     Y cuando se alude a las circunstancias,  hay que incluir la “casualidad” y  las coyunturas.

     Para no hablar sin contenidos, analicemos los siguientes eventos.

“AHIJADO” CONSENTIDO DE LA SRA

     A nivel individual, quizá la Secretaría de la Reforma Agraria a ningún soldado del ejército de Emiliano Zapata que tomó parte en la Revolución Mexicana  le entregó tanta superficie como a Marciano  Toledo Sánchez.

     A éste, en 12 meses esa institución lo dotó velozmente de  alrededor de 805 hectáreas.

     MTS fue un casi consentido de la SRA, pues cada vez que le entregaba terrenos, lo hizo  en doble partida.

     Los dos primeros títulos de propiedad se los otorgó ¡en un solo día!, fechados el 30 de junio de 1993, siendo Secretario de aquella dependencia, Víctor Cervera Pacheco.
    
     Un documento le confiere a Toledo Sánchez el rancho “Carlitos”, con una extensión de poco más de 144 hectáreas, localizadas en el entonces municipio de Cozumel.
    
     El otro respalda al predio “Ix Chel”, también, entonces, enclavado en el mismo municipio, con arriba de 394 hectáreas.
    
     Ambas adjudicaciones las obtuvo un mes antes de que fuese nombrado presidente “transitorio” del ayuntamiento de Solidaridad cuyo mandato terminó el 19 de octubre de 1993.
   
     La “buena suerte” de Toledo Sánchez lo siguió colmando, ya que al siguiente año la SRA le entregó otros dos títulos de propiedad, firmados por el mismo personaje: Víctor Cervera Pacheco.

     De esa forma obtuvo los predios la “Divina providencia”, con cerca de 100 hectáreas y  “Santa Mónica”, con una superficie de 227 hectáreas-32 áreas-71 centiáreas. Éstos dos terrenos ya cuando Solidaridad era municipio.

     En suma, Marciano T S recibió de la Secretaría de la Reforma Agraria, en tan corto tiempo, 4 títulos de propiedad, que cubren más de 865 hectáreas.

 VORACIDAD POR LA TIERRA

     Pero también Marciano Toledo Sánchez adquirió otras superficies al través de dos vías: compra a particulares y al través del gobierno de estado de Quintana Roo, que a continuación se detallan:

     Compra de un terreno, ubicado en Tulúm pueblo, sobre la carretera Felipe Carrillo Puerto-Cancún, de 600 metros cuadrados, a Manuel Raúl Sosa Huerta, según consta en la escritura pública 186, fedatada por el notario Víctor Manuel Santín Coral, en 1994.

      Adquisición en el municipio de Solidaridad del predio denominado “Balam-Tun” de 533.6 hectáreas, con un valor catastral de $ 21 millones, 997 mil, 400 pesos (escritura pública 15, 768, avalada por el notario Juan A. Martínez Martínez el 30 de agosto de 2015)

     Compra de un lote localizado en Playa del Carmen, entonces perteneciente al municipio de Cozumel, de 250 metros cuadrados. (escritura pública 3396, respaldada por el notario Bello Melchor Rodríguez Carrillo;  26 de abril, 1992)

     Título de propiedad otorgado por el gobierno de Q. Roo en 1997, que contienen 2 mil metros cuadrados, en el fundo legal de Tulúm. Lote dado de alta en el Registro Público de la Propiedad el 11 de diciembre de 1998.

     Título de propiedad emitido por el gobierno del estado de Q. Roo del predio cuya dimensión es de 5 mil 600 metros cuadrados, con fecha 27 de enero de 1999. Predio en la carretera costeña Tulúm ruinas-Punta Alen.

     Estas dos propiedades fueron cedidas por el entonces gobernador Mario Villanueva Madrid a Marciano Toledo Sánchez, cuando fue diputado del Partido Revolucionario Institucional,

     Hay que mencionar que de los tres años que fue miembro de la VIII Legislatura -1996 a 1999-, representando al IX Distrito, lo más destacable de él es que no elaboró ni una iniciativa de ley, según arrojó una exhaustiva investigación.

LA AGRIDULCE COLONIA “CRISTO REY”

     Camaleónico y ambicioso de cargos de representación, MTS abandonó al PRI para vestir la camiseta de otros partidos, hasta alcanzar una regiduría  en el ayuntamiento de Solidaridad.

     Aunque terminó  frustrado por no alcanzar la nominación para contender como presidente municipal, (la cual le fue dada a Filiberto Martínez Méndez), Toledo Sánchez ganó en dos frentes: colocó a su hijo José Luis de Tesorero en ese ayuntamiento y obtuvo la promesa de los gobiernos estatal y municipal de darle certeza jurídica a los colonos que habitaban una extensión  de su propiedad y que él, “por  sus pistolas”, había lotificado y creado años atrás la colonia Cristo Rey, violentando el Código Penal estatal, que a partir de 2010 establece como delito  en materia de desarrollo urbano fraccionar sin contar con la respectiva licencia, y comercializar lotes sin servicios.


     Con  el ofrecimiento oficial de regularizar tal colonia volvió a ganar, pues las autoridades de Solidaridad tendrían que meter los servicios públicos a un predio particular, cuyos cobros por la venta de lotes terminaron en la chequera personal de este “luchador social”.

     Y fue Román Quián Alcocer quien legalizó el asentamiento irregular,  al darle a MTS la  licencia de fraccionamiento a la extensa área cuyo inmenso terreno quedó dividido en miles de lotes, los cuales se comenzaron a  vender y a habitar antes de que su propietario, Marciano Toledo, contara con la licencia de fraccionamiento, pero sobre todo, sin ningún tipo de servicio público.

     No obstante,  en 2015 el predio sobre el que se fundó la colonia Cristo Rey seguía siendo propiedad de Marciano Toledo Sánchez, pero fraccionado en 2 mil 776 lotes, como fue ventilado por medios de comunicación, según datos del Registro Público de la Propiedad y el Comercio.

     Fue durante el lapso que Mauricio Góngora Escalante estuvo como presidente municipal de Solidaridad que canalizó 24 millones 418 mil pesos para introducir el agua potable y la red de drenaje sanitario del fraccionamiento Cristo Rey.

     Pero en junio del año pasado la prensa escrita, sobre el terreno de los hechos consignó  que Cristo Rey “sigue en penumbras, carece de electricidad, drenaje, agua potable y calles de terracería”. A pesar de que la dotación de los servicios públicos fue declarada como concluida, las obras no existen o sólo están parcialmente hechas.

     Algunas de esas anomalías y otras fueron denunciadas en fechas recientes por Carlos Antonio Mimenza Novelo, quien en diversos espacios mediáticos ha mencionado a ciertas empresas que participaron en el fraude, tráfico de influencias, conflicto de intereses y desvió de recursos federales creando una red de corruptelas, que mantienen nerviosos a los implicados. (Mario Hernández Sandoval)

       
        







    

     




Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

¡Bienvenido a Anfibio Radio!

LO + POPULAR

archivo de noticias

- Copyright © Anfibio Radio -Anfibio Radio- Powered by Blogger - Designed by Grafics Web -